Servicios‎ > ‎

Evaluación de Control Interno

La estructura de control interno dentro de la empresa o la institución es un pilar fundamental para obtener resultados ordenados y obtenidos de forma sistémica y consistente.
 
El control interno es aplicable a cualquier área, tales como: manejo de efectivo, cuentas por cobrar, inventarios, inversiones, propiedades planta y equipo, activos financieros, cuentas por pagar, leasing, impuestos, composición accionaria, ingresos, gastos y cualquier área donde se generan actividades sociales y económicas.
 
El control interno debe ser capaz de detectar o minimizar los riesgos a los que se expone la empresa o institución, evitando ser objeto de robos, hurtos, fraude o establecer mecanismos que eviten los riesgos por una contabilidad creativa.
 
Evalúe su control interno bajo el enfoque de la Administración de Riesgos Empresariales (ERM por sus siglas en inglés), con lo cual usted estará dando salud a su empresa y detectando las áreas en las cuales pueda tener riesgos potenciales.